Dónde


Paseo del Prado, 36.
28014 Madrid.

Compartir

David Trueba

Escritor y cineasta

Cómo se hace cine con palabras
Presenta: Daniel Gascón

Jueves 17 de noviembre
Aula 1, 17:00

David Trueba nació en Madrid en septiembre de 1969. El menor de ocho hermanos, estudió Periodismo y comenzó a trabajar en prensa, radio y televisión. Su primer crédito como guionista fue en la película de Emilio Martínez-Lázaro “Amo tu cama rica” (1992). Posteriormente estudió cine en el American Film Institute de Los Ángeles y de vuelta a España consolidó su carrera como guionista con “Los peores años de nuestra vida”, de nuevo bajo la dirección de Emilio Martínez-Lázaro, uno de lo grandes éxitos de 1994, y en la televisión donde codirigió el show “El peor programa de la semana” junto a El Gran Wyoming (1993-94).

Su participación como guionista se prolonga en películas como “Two Much” (1995), “Perdita Durango” (1997), “La niña de tus ojos” (1998), “Vengo” (2000) y en el documental de Carles Bosch “Balseros” (2002), del que fue también coproductor, y que hasta la fecha es el único documental español nominado al Oscar.

En 1996 comenzó su carrera como director de cine con la película “La buena vida”, presentada en la Quincena de los Realizadores de Cannes. En 2000 dirigió su segunda película, “Obra Maestra” y en 2003 “Soldados de Salamina”, adaptación de la novela de Javier Cercas, presentada en la sección Una cierta mirada del Festival de Cannes. En 2006 dirigió “Bienvenido a casa”, premio al Mejor Director en el Festival de Málaga, y la película-conversación sobre Fernando Fernán-Gómez, “La silla de Fernando”, codirigida junto al polifacético Luis Alegre. En 2010 dirigió la serie de televisión para Canal + “¿Qué fue de Jorge Sanz?”. Su última película escrita y dirigida es “Madrid,1987” (2011).

Paralela a su carrera en el cine ha mantenido una carrera literaria Ha publicado tres novelas, todas ellas en la editorial Anagrama y traducidas a más de diez lenguas: “Abierto toda la noche” (1995), “Cuatro Amigos” (1999) y “Saber Perder” (2008), que le valió el Premio Nacional de la Crítica a la Mejor Novela y ser finalista del prestigio Premio Médicis en su traducción francesa.